martes, 30 de septiembre de 2008

Remiendos Calatrava



La prensa italiana ha informado este pasado fin de semana que Santiago Calatrava propuso al ayuntamiento de Venecia algunas modificaciones en el puente que proyectó en el Gran Canal, abierto al público el pasado día 11, con el fin de evitar que se sigan produciendo caídas y resbalones entre quienes lo cruzan.

Desde la apertura de la pasarela ya se han producido muchos resbalones y caídas, y una decena de turistas han tenido que ser atendidos en el hospital. Y es que el puente de Calatrava tiene escalones más largos que otros, que obligan a no quitar la vista del suelo, mientras que el vidrio que reviste alguno de los peldaños es a menudo engañoso, puesto que su transparencia no permite percibir su inclinación.



Calatrava ha propuesto ahora que se sustituyan los 24 peldaños de vidrio (que son los más largos) con otros de traquita (piedra volcánica), material ya presente en algunos tramos del puente.

Pero ésto no es todo: algunos salientes cerca de las bases del puente, con los que podían tropezarse algunas personas con problemas de visión, se acabarán señalizando con carteles, según ha aceptado el Ayuntamiento a raíz de la propuesta de Calatrava.

Imágenes: Reuters / EFE

3 comentarios:

l3utterfish dijo...

lo de hacer pedaños de distinta altura, es de animal. ESo te lo dice hasta un estudiante de 1º de Arquitecrua.

Por lo visto el puente tiene seguridad 24h porque los venecianos quieren echarlo abajo como sea.

YO lo haria!

SUS dijo...

Definitivamente se le ha ido la pinza,el momento de la puesta en marcha de sus proyectos es la catarsis.

Pablo dijo...

Es un buen escultor pero un pésimo arquitecto